CEUTA - Centro Uruguayo de Tecnologías Apropiadas

Advierten sobre cambio catastrófico en la Laguna del Cisne por trasvase desde el arroyo Solís Chico

Integrantes de la Comisión de Cuenca de la Laguna del Cisne*, ubicada en Salinas, Canelones, advierten sobre los impactos negativos que provocaría en ese curso de agua el trasvase de agua bruta desde el arroyo Solís Chico.
05/05/2021

La preocupación pasa por el hecho de que la laguna es la fuente de agua potable de buena parte de la Costa de Oro desde la década del 70, abasteciendo a 120.000 personas en el departamento de Canelones.

Según informó la diaria en su edición del pasado 2 de mayo "la Dinagua aprobó el trasvase de agua a Laguna del Cisne, una acción que puede afectar esa fuente".

La diaria informa que en setiembre de 2020 los integrantes de la Comisión se enteraron por la prensa de que OSE estaba construyendo rápidamente una tubería de PVC para el trasvase de agua bruta desde el arroyo Solís Chico. OSE argumenta que la medida fue tomada en respuesta a la sequía de otoño de 2020 y a la demanda insatisfecha de suministro de agua potable en la zona desde hace años.

Ante esto, "integrantes de la comisión solicitaron a su secretaría una convocatoria urgente para advertir sobre consideraciones ambientales que no se estaban teniendo en cuenta. El eventual trasvase de agua del Solís Chico a la Laguna del Cisne generaría lo que se considera un cambio catastrófico en el sistema".

"El trasvase de cuenca es un procedimiento que provoca un impacto ambiental inmenso, en el sistema donante y en el receptor y, en este caso, la Laguna de Cisne es muy frágil", sostiene el investigador de Ecología y Rehabilitación de Sistemas Acuáticos del Departamento de Ecología y Gestión Ambiental del Centro Universitario Regional Este (CURE) de la Universidad de la República, Guillermo Goyenola.

Ya en 1980 la laguna presentaba un alto grado de contaminación por nutrientes (un proceso denominado eutrofización), "pero el proceso se aceleró debido a cambios en los usos del suelo. A su vez, la intensificación de las actividades agrícolas llevó a un incremento aún mayor de la presencia de fósforo en la laguna en las últimas décadas. La normativa establece un límite en el nivel de fósforo de 25 microgramos por litro, y desde hace diez años la Laguna del Cisne nunca ha tenido menos de 275 y llegó a 700 en 2012".

 Goyenola advierte que el de la laguna es "un sistema que está muy inestable y forzado, y una intervención del impacto que se propone probablemente genere algunos cambios irreversibles, por ejemplo, la introducción de especies invasoras exóticas, que generan un detrimento de la calidad de agua y un cambio catastrófico del sistema de su forma de funcionamiento y estructura, que seguramente hagan que esa fuente de agua no esté disponible a mediano o largo plazo".

¿Y la reconversión hacia un modelo productivo sustentable?

La aprobación de la Dinagua va a contrapelo de iniciativas llevadas a cabo por CEUTA en asociación con organismos departamentales y el MGAP que promueven la protección de la cuenca de la Laguna del Cisne. También contradice la decisión de adoptar medidas cautelares para proteger la calidad de las aguas de la laguna y la propuesta de transitar hacia un modelo productivo sustentable en el área, solicitada por la Intendencia de Canelones (IC) a la Junta Departamental y aprobada por el legislativo comunal mediante la Resolución N.o 2805 el 29 de octubre de 2015.

El 9 de febrero de 2017, la diaria informaba que la disposición establece que no se puede plantar ni fumigar a menos de 100 metros de distancia de la laguna y de 20 metros del resto de los cursos de agua de la cuenca, y obliga a que todo proyecto "incompatible con la preservación de la cuenca deberá presentar un plan de abandono para ese uso con un máximo de tres años". Prohíbe, además, emprendimientos mineros, industriales o productivos que puedan generar efluentes contaminantes, y establece la necesidad de autorización para los proyectos".

Laura González, la entonces gerenta técnica de la Agencia de Desarrollo Rural de la IC, explicó que en el plazo de tres años que fijó la medida cautelar "los sistemas debieron haber empezado la transición" y que “llegados los tres años va a haber que acreditar la reducción en el uso de agroquímicos y otros componentes que tiene la producción más sostenible".

A raíz de esto los productores de la zona se organizaron y lograron que se flexibilizaran algunas medidas, pero también "empiezan a vincularse con la Agencia para generar los procesos de transición en el marco del proyecto", explicó González. Se generó una subcomisión de reconversión productiva integrada por los productores. "Se arrimaron, discutieron, armaron mucho alboroto hasta que los pudimos sentar y decirles que este conflicto es en defensa del agua, no es en contra de la producción y de los productores; vamos a llegar a un acuerdo a ver cómo podemos seguir trabajando en nuestro sistema productivo sin afectar la calidad del agua, con sistemas más sostenibles de producción […].

En aquel momento González aseguró que el enojo inicial se fue aplacando y fue cambiando por la maduración de la idea de estar en una cuenca que transita hacia ser una cuenca agroecológica, que está en el marco de una normativa pero que ha vuelto visible el territorio de la cuenca para el MGAP, para el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, para el Ministerio de Salud, para la OSE, para el Instituto Plan Agropecuario, para el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y para la Universidad de la República. La cuenca se ha vuelto centro de atención en ese sentido, ha generado un movimiento académico institucional en este marco que ha sido muy bueno para los productores. Productores que te plantean que no sabían que el MGAP daba un curso y un carné para la aplicación de agroquímicos; hicieron el curso y empezaron a darse cuenta de que tirar lo que te sobra en la mochila al costado del árbol no era lo que había que hacer, hicieron seminarios de buenas prácticas agrícolas en los que han entendido un montón de cosas, porque sus abuelos y sus padres toda la vida lo hicieron así, pero ahora hay normas que contemplar y cosas que no se pueden hacer".

CEUTA protagoniza la protección de las cuencas del Río Santa Lucía y Laguna del Cisne

CEUTA fue protagonista del comienzo de la transición hacia un modelo productivo en el departamento de Canelones con dos proyectos que se comenzaron a desarrollar en 2017 en las cuencas del Río Santa Lucía y de la Laguna del Cisne.

Delimitación de márgenes de arroyos predio Cristina Ramos.

El proyecto "Zonas de Amortiguación en Predios Agroecológicos en la Cuenca de Laguna del Cisne" ejecutado por CEUTA con la colaboración de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) a través del Programa de Pequeñas Donaciones Uruguay (PPD) benefició de manera directa a tres productores agrícolas y de manera indirecta a buena parte de la población de Canelones que tiene la Laguna del Cisne como fuente de agua potable.

Las zonas buffer o Zonas de Amortiguación Agroforestales (ZAAs) son sistemas agroforestales que están diseñados para captar los excesos de nutrientes, sustancias químicas y sedimentos provenientes de la actividad agrícola en una cuenca. Están conformadas por tres zonas: pastos perennes, arbustos y árboles de crecimiento lento, y árboles de crecimiento rápido. Estos sistemas tienen la capacidad de remover altas concentraciones de agroquímicos como el Metacloro y el Glifosato, así como sedimentos que son transportados por el agua de escorrentía y reducen la erosión en un 28 % en un período de cinco años. Las ZAAs son áreas de restauración de funciones ecológicas que pueden otorgar los siguientes beneficios potenciales:

  • Protegen la calidad del agua a través de
    • Filtrar excesos de nutrientes
    • Retener partículas de suelo
    • Filtrar y desactivar sustancias químicas (agrotóxicos)
  • Posibilitan un amplio rango de producciones:
    • Fruta, flores, miel, forraje, sombra, abrigo, aceites esenciales, leña
    • Reestablecen funciones y refuerzan procesos en los agroecosistemas y zonas adyacentes
  • Crean o mejoran hábitats para animales silvestres
  • Secuestran carbono, mitigando el efecto invernadero que produce el cambio climático.

 

En el marco del proyecto se realizaron talleres con productores de la zona en los que se apuntó a que dispusieran de herramientas concretas para incluir en sus sistemas de producción los beneficios y funciones de las ZAAs, integrándolas a la planificación y manejo predial.

El proyecto en la Laguna del Cisne culminó en noviembre de 2018. En el acto de cierre Cristina Ramos, una de las productoras agroecológicas beneficiarias de la iniciativa y vecina de la Laguna del Cisne, compartió los beneficios que percibe con el uso de este tipo de prácticas sustentables, en las que ha involucrado a su familia (agricultores por tradición). Y también se refirió al desafío que implicó la transición de la agricultura convencional a la agroecología para los pequeños productores: ella ha necesitado de tres a cuatro años de trabajo y concientización de su entorno familiar para lograr los niveles de producción que sus familiares lograban anteriormente con la agricultura convencional.

 

*Integrada por representantes del gobierno, usuarios y representantes de la sociedad civil. Empezó a funcionar en 2014.

NOTICIAS

07 de Octubre 2022

Capacitacion en Compostaje CEPAGRO-CEUTA

El equipo de compostaje de CEUTA, realizó una capacitación en compostaje comunitario y agricultura urbana junto a CEPAGRO.

03 de Mayo 2022

Convenio Universidad UCLAEH-CEUTA

El pasado 21 de abril de 2022, se concretó finalmente un acuerdo esperado para nuestra organización: un convenio de apoyo y certificación académica de la Universidad CLAEH (UCLAEH) para cursos avanzados de CEUTA.

13 de Abril 2022

COMPOSTAJE COMUNITARIO

¿Qué es, cuál es su importancia y por qué promovemos el compostaje comunitario?

24 de Noviembre 2021

Se cerró el proyecto ECCOSUR de cogestión ambiental liderado por la sociedad civil

El proyecto ECCOSUR se cerró con un seminario en el que se mostraron los resultados de las experiencias de cogestión ambiental público-privada y descentralizada como ejemplo innovador de articulación entre los distintos actores

11 de Noviembre 2021

El clima incierto: Pautas para entender la COP26 a días de su cierre

¿Qué nos jugamos en esta cumbre y qué podemos esperar de la COP26? ¿Cuáles son las claves para entender este evento en el marco del proceso del Acuerdo de París, cuál es el rol uruguayo y de las personas “de a pie”?

19 de Octubre 2021

Ambiente, resiliencia y cambio climático. Agricultura y sistema alimentario: ¿soluciones globales corporativas o locales y sistémicas?

Para el año 2050 las condiciones climáticas serán mucho más hostiles, mientras la biodiversidad y los suelos precipitarán su estado crítico. Los precios de los alimentos seguirán cursos erráticos con aumentos explosivos. La Cumbre de sistemas Alimentario

21 de Mayo 2021

Los instrumentos de las compras públicas a la agricultura familiar pueden contribuir en el fortalecimiento de la soberanía y la seguridad alimentarias

Con la participación de más de 200 personas, entre ellas autoridades nacionales, en el día de hoy se presentó la publicación Agroecología y transiciones agropecuarias sostenibles: compras públicas, certificación y sector exportador.

12 de Mayo 2021

CEUTA participa en el Décimo Encuentro Nacional sobre Frutos Nativos

El encuentro se realizará los días 13 y 14 de mayo en forma virtual. CEUTA participa el día 14 con una presentación sobre la experiencia de fortalecimiento institucional del Grupo de Productores de Frutos Nativos del Uruguay (FRUNATUR).

05 de Mayo 2021

Advierten sobre cambio catastrófico en la Laguna del Cisne por trasvase desde el arroyo Solís Chico

Integrantes de la Comisión de Cuenca de la Laguna del Cisne*, ubicada en Salinas, Canelones, advierten sobre los impactos negativos que provocaría en ese curso de agua el trasvase de agua bruta desde el arroyo Solís Chico.